.comment-link {margin-left:.6em;}

viernes, mayo 02, 2008

 

Y Llovían Monedas del Cielo... - Alan, 1996

Ricardo y Blanca atendían el kiosco al lado de casa. Allí comprábamos caramelos, bebidas...
Para los chicos, era un problema, porque con la estatura de sus años no llegaban siquiera con las manos extendidas hacia arriba, a la ventana del kiosco, y mucho menos a tocar el timbre para ser atendidos.
Cada tanto, Ricardo veía entrar por la ventanita una lluvia de monedas; y a nadie que las arrojara. Detrás, venía la gruesa voz de Alan que desde el nivel de la vereda ordenaba:
-¡Ricardo, caramelos!

Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?